12.1.08

Fórmulas.


Me desnudo al ritmo de esa canción. Desciendo por el camino que aprendí a reconocer en la penumbra sólo con la luz de los faroles. Busco ese aroma perdido entre mis ropas. Acaricio con las piernas el borde de la cama, y el reflejo que ilumina mi sonrisa es la hoja del cuchillo que perfora la orfandad de esta propia carne.