19.6.07

Gestos

Image Hosted by ImageShack.us
para B,

Una mujer y su hijo, abrazados en la cama, esperan que el medicamento haga efecto y la fiebre que los aflige a ambos, retroceda de una vez. El niño se apega al cuerpo tibio que lo rodea como una manta. Ella, le acaricia la cabeza, pasando los dedos entre el pelo ensortijado. "Estar enfermo es como estar triste, dice el pequeño, se parecen porque en las dos cosas dan ganas de ser invisible". La mujer lo abraza con más fuerza y lo besa en la frente, le pide que duerma, "sueña algo lindo, agrega, sueña que vamos por el campo y rodamos en el pasto". Al cabo de un rato, el pequeño lleva la palma de su mano sobre la frente de la madre. "Qué bueno, exclama, ya no tienes fiebre", luego, tapa los hombros de la mujer con la sábana. La mujer se siente traspasada por ese delicado gesto, como si a lo largo de su vida hubiera esperado por él. El niño le regala ese momento y ella sabe, jamás lo olvidará. Quisiera decir algo, susurrar en el oído de su hijo una palabra maravillosa atrapada de la nada, entonces piensa que no existe palabra que represente la belleza de ese instante, y se queda dormida, sintiendo que en la quietud que los envuelve ya se ha inventado una palabra, una bellísima palabra.

12 Comments:

Blogger Mauricio Fredes said...

Y de fondo la canción 39º del disco del mismo nombre de Lisandro Aristimuño, preciso y hermoso, salut, m.

19/6/07 15:07  
Blogger nadie said...

que conmovedor

19/6/07 23:28  
Blogger Gregorio Verdugo González-Serna said...

Una entrada muy tierna, rebosa sensibilidad por todos los poros.
Un abrazo.

20/6/07 02:13  
Blogger H. said...

uffff... yo le digo que es lindíiiiiisimo

20/6/07 15:59  
Blogger Carlos said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

20/6/07 21:36  
Blogger Carlos said...

Cuánta ternura en tu mirada, a veces, C.

20/6/07 21:57  
Blogger Alvaro Magaña Tabilo said...

Es tan lindo lo que decís, es tan me pasó mientras los hospitales de Santiago rebosaban niños con tos, de madres e hijos acurrucados. Dijiste muy bien lo que no se puede decir. Lo que nos condena a soñar con la belleza a pesar de los huesos.
...Y una buena Bock también puede servir para la fiebre...

22/6/07 03:18  
Blogger felipe said...

palabras llenas de flores
que no hay cómo gritarlas
que se conjugan en el silabario de los sueños

22/6/07 13:44  
Blogger $ said...

paradojalmente aquí ce nos dice una vez más aquello que no puede decirse.



es que ahí en el límite del lenguaje...


mejor no sigo.

22/6/07 20:39  
Blogger javisanfeliu said...

conmovedor... cosas así me dan ganas de ser padre... ¿suceden cosas así? ¿Uno tuvo gestos así alguna vez, olvidados, debajo de tanta reunión y cuentas y miedos y obligaciones?

he olvidado todo parece, quizás por eso me emociono cuando veo encuentros cercanos del tercer tipo recuerdo leche con plátanos y risas en la cocina mientras hacíamos merengues.

en fin.

22/6/07 23:11  
Blogger Marce Infante said...

Te
Pa
Sas
Te

Hermoso, me toca tanto tanto. Tu ya sabes. Mi Emilio es un poco así.
Besos para la princesa madre -que eres tú - y los tres principitos que tienes en el alma
Besos miles,

2/7/07 19:27  
Blogger Tanino said...

Llegué acá gracias a la empatía de Marcela, la de arriba.
me voy como luego de haber visitado a un familiar, contento.
Chaw
Giuseppe

4/7/07 08:42  

Publicar un comentario

<< Home