12.4.07

equipaje liviano

Image Hosted by ImageShack.us
Un poco a la izquierda hay un señor, está quedándose dormido arriba de la banca. Tiene las manos sobre el estómago, a pesar del calor está vestido con ropa oscura y pesada. Miro a su alrededor, al nuestro, nadie se ve, ni un alma. Me pregunto si será la hora del almuerzo, yo no tengo hambre, me comí un plátano antes de salir, cuando la mamá miró el calendario del comedor, ese con algunos días marcados de rojo. Los rojos son venir a esta plaza, los otros, son en la casa, cuidando a la abuela, vigilando al tío Mario. Que no tome más de la cuenta. A veces hay que llamar al vecino para que se lo lleve. Pobre el tío, yo lo quiero harto. Salimos a caminar y siempre me cuenta historias, de su juventud, cuando pasaban vendiendo hielo en un gran cubo porque no existía refrigerador, cosas raras como esa. También vamos a la feria a cachurear entre radios y repuestos y siempre compra varias cosas chicas, cables y tubitos extraños, él dice que sirven pero mi mamá dice que no sirven para nada, que son sólo porquerías. A mi me da pena, pero yo creo que es porque ella está muy triste. (Ahora recuerdo que no te he ido a ver, que te enterramos y nos olvidamos de ti, que te hicimos un lulo y te tiramos al aire y ahí te quedaste suspendido, como un volantín desciendes un poco, pero siempre hay algo que conspira, ha de ser la vergüenza). Giro la cabeza para un lado, la mamá me mira y yo sé que tiene en la suya cosas que pasan como autos a toda velocidad, pone esa cara cuando algo le pasa, como si algo se la llevara lejos, me mira pero mira al señor que duerme, a los edificios que reflejan más edificios, al sol de plástico amarillo. En realidad, en esta plaza estamos solos, ella y yo. Esta plaza es como el mundo.

foto de Robert Capa

7 Comments:

Blogger Gregorio Verdugo González-Serna said...

El equipaje más liviano es el que está conformado por los recuerdos.
Me gustó mucho tu texto, la descripición de la plaza a través de sus pobladores, el tono de melancolía y ternura que la adorna, muy bonito y expresivo todo.
Te felicito.

13/4/07 05:03  
Blogger metileno said...

enquistada como una segunda piel
poniendo esa lupa melancólica ante sus ojos, vaya con esa niña que no quiere saber nada de praderas e insiste en buscar tréboles en su pequeño jardín

13/4/07 10:20  
Blogger $ickboy said...

hay una canción en Haba blues, que se llama "Solos tu y yo", que quizá debieras escuchar.

15/4/07 15:15  
Blogger $ickboy said...

*Habana

15/4/07 15:15  
Blogger nadie said...

Ese sol amarillo ce, qué cosa. Al leer me preguntaba si no se me vuelan los ojos también, mientras mi niña relata por dentro una historia como la tuya....pfff
Como siempre, un gusto leerla

15/4/07 21:38  
Blogger Cpunto said...

I hold you deep in my arms, my fingertips they close your eyes, off you dream my little child, There's a sun around the bend...

p. jam

16/4/07 18:49  
Blogger $ickboy said...

bajé esa anoche, me pareció de lo más agradable.


aunque algo me aleja de p. jam

quizá tanto tiempo escuchándolos, hace ya tanto tiempo también.

17/4/07 12:12  

Publicar un comentario

<< Home