21.4.06

19

Image Hosted by ImageShack.us
Él pone el disco de los Beatles y selecciona This Boy. Pulsa play. Ella, sentada en un sofá, parece esperar alguna respuesta. That boy took my love away... Nerviosa, alisa la falda y chequea el taco de las botas. Él, va hacia la cocina y sirve dos vasos de CocaCola. Regresa al living y los deja sobre la mesita de centro. Ella dice gracias y toma un vaso. That boy isn't good for you... Le pregunta, si sabe de Andrés, que habían quedado de encontrarse a esa hora. Él dice que ni idea, que tuvieron cátedras distintas hoy, que seguramente Andrés se ha retrasado por algo de última hora. La canción termina y comienza nuevamente a sonar. Ella no quiere preguntar algo tan obvio, que a él le gusta ese tema, hasta que pasa un buen rato y la canción suena sin cesar. Oh, and this boy would be happy....Él dice que sólo le encanta, cuando ve que ella se ha levantado, acercándose hasta la ventana como atisbando a Andrés. No creo que llegue tan pronto, dice él. Ella camina por la habitación algo turbada. Luego, cree desmayarse, cuando al cruzar el pasillo que conduce a la cocina, ve unos pies desnudos rodeados de un charco de sangre. Él le dice que tome asiento, cuando la canción suena por decimoctava vez. This boy wouldn't mind the pain....De pie, termina sin apuro la bebida. Le hace el gesto del shh llevándose el índice izquierdo a la punta de los labios y desaparece tras la puerta de la cocina. Que le tiene preparada una sorpresa, dice. This Boy va en la decimonovena.

10 Comments:

Blogger carlos said...

¡Ce-punto: eres una muñeca del demonio! Por Dios, qué post!
Acaso un guiño a Hitchcock, que se me asoma por la mente cuando leo con vértigo (vaya!) la escena.
Maestra, como siempre.

22/4/06 18:00  
Blogger nadie said...

Excelente cuento. Cerrado, un círculo perfecto. Me encantó. Eres muy versátil, ya queremos ver las ediciones de la novela (o cuentos) que en otro lado escribes...¿nos lo dirás?

23/4/06 10:57  
Blogger metileno said...

tal vez no alcanzó a ver la sangre, tal vez ella creyó ver algo,
unos pies demasiado blancos, y tan quietos esos pies...

24/4/06 11:17  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno said...

La fatalidad de un destino insospechado. La fatalidad de la niña ingenua que espera, mientras las señales son categóricas. Un single 18 veces o la función continuada de un escenario perfecto para el crimen despechado.

25/4/06 23:45  
Blogger IVAN said...

Y el vinilo marcha atras vaticinando que la historia será perfecta.
Beso desde Barcelona

26/4/06 08:57  
Blogger Marce Infante said...

Querida C:
La gente que comenta en este blog tienen esa cosa de rearticular tus cosas y meterles de sus propias literaturas. Yo no hare eso. Yo detesto eso. Solo te dire que "That boy isn't good for you..." y que te quiero flaquita hermosa.

26/4/06 22:40  
Blogger Elisa de Cremona said...

oOOh C.. es muy bueno! pero muy bueno!!
redondito!
beso

27/4/06 12:07  
Blogger El cronista de la O' said...

Bien, superbueno; me encantó llegar a tu blog.
De Santiago.
Bien

27/4/06 12:38  
Blogger zzzz said...

...la inmortalidad de los duendes con un pincel en la boca...

29/4/06 22:13  
Blogger Agneshka said...

aunque alguien ya lo dijo, el recuerdo de Vértigo es inevitable.
Me encanta.

2/5/06 02:32  

Publicar un comentario

<< Home