14.1.06

Tu es Partout

Pobrecita, y pensar que era tan linda y aventajá, mira qué pinta la cabecita loca esta mañana canta y canta, vive su propia realidá. Había que ver cuando caminaba con esos tacotes ¿la viste alguna vez Maruja caminándole a los hombres con esos zapatos rojos? vaya a saber uno a dónde le fueron a parar, que si te contara cada parcito que llevaba, pero no, eso es una historia de recortes que tengo aquí metía, me deja como un sarpullío de tanto recordar... y ese pelo que era un desparramo medio belicoso con la mañana dale y dale que no se peinaba pero le caía tan bonito, pero ahora....sí, yo sé que vive su propia realidá Maruja, si es cosa de echarle el ojo pero hay que ver cómo duele que alguien que uno miró en un tiempo de antes, lindo y provechoso ande en esa facha repartiendo ojitos lastimeros en una esquina, justo llamarse Olivos ¿no te da un escalofrío como de desierto?... que el metro nuevo es su deleite, se pasea y sube y baja la escalera y canta, por un cigarro les canta que es un horror si nunca supo cantar esa canción, que dice que su abuela era de Francia y perdió toda su fortuna en fiestas, que era media alocada pero claro, que esa nariz herencia de la abuela, ella misma me lo contó y ya ni sé si en ese rato estaba yéndose pal otro lado de oscuridá, si ya la turbulencia le revoleaba los pensamientos como soles....Maruja, no digai que te olvidaste del juguito, a ver mi niña , sí, qué lindo día en Francia ¿el Pont des Arts?, no sé mi amor, tómese esta cosita, no somos de por aquí, ya Maruja que se me parte el alma, encamínate pa Recoleta y mueve esas piernas, dale no más que los goterones me brotan.

10 Comments:

Blogger metileno said...

quel dommage, mon amie, nous sommes malade!

14/1/06 20:21  
Blogger nadie said...

a ver, y esto se parece a la confesión:
de resonancias miles, miles... de olivos y avenida la paz que siempre me han quedado cerca -antes y ahora- de los otros (como una mujer que se cuelga hijos hechos de trapo y que se va hasta general mackenna), como ese que se plantaba al sol cuando éramos estudiantes, el lagartija, como los de los ojos brillantes hasta perturbarte, que un cigarrillo mi vida por un cigarrillo...el metro en que me bajo -que es cementerios-y cruzar el general todos los santos días de la vida, para pasar frente a la tumba de mi abuela, que sí era nieta de francesa y esa nariz, que bien describes y que por algún lado acriollada, medio nativa heredé yo. Esa abuela que murió por un estado de demencia repentino que hasta los 25 años pensé que era algo hereditario y resultó que no, que el abuelo era un putazo y le contagió la sífilis. No pues no habían tacones, pero había un circo, si te contara, que ganas de contarte. Una belleza tus palabras, que relato.

14/1/06 22:55  
Blogger Alex said...

Cuando iba a la Clínica Psiquiátrica Universitaria,en avenida La Paz,de repente veía seres humanos desnudos descolgándose por las paredes,y no es que estuviera alucinando.Los muros de ladrillo carcomido del Psiquiátrico estaban en el recorrido que hacía la micro,y yo era un pendex que absorbía el nombre de las calles (Dr. Charlín,Olivos,San José)y luego soltaba el aire evaporado hacia la mañana fría y aceptaba como un golpe en el estómago la cercanía de los cementerios y el encerradero de locos (tan cerca ,que un compañero de la escuela,medio desalado,buscaba el acceso a la clínica en las intersecciones de los mausoleos).Es curioso que esta semana me encuentre con dos buenos relatos de esa atmósfera (véase Dr. Vicious)

P.D.:
Podrías cambiar la v por b en arrevolaba? Sorry

15/1/06 10:56  
Blogger Cpunto said...

alex gracias por la corrección, es que a veces tipeo al lote, la palabra que escribí mal sí es con v,

saludos

15/1/06 11:35  
Blogger H. said...

Creo haberla visto un día, con esa pinta, con los mismos zapatos... y hasta me cantó... cantaba mientras yo bajaba la escalera y me destapé los oídos por un rato para saber que esos zapatos tenían voz y una historia... quise tener metido en la camisa algún cigarro para que siguiera cantando...

17/1/06 13:10  
Blogger Cpunto said...

si uno estuviera loco no tendría que ir a inventarse
ninguna cosa extraída del aire
giveme five y junto a la palmera
amarse un rato la entrepierna
como si le diera comida a los monos
tan campante
sin pudor
sin amor que reviente las pelotas

así se lo dije a menganita y menganita que es más loca que todos reía que se fue de espaldas y derramó toda la cerveza, la muy boba,

17/1/06 21:56  
Blogger H. said...

Que le puedo decir... a veces me invento un día con un poco de cordura de tal manera que me atreva a cantar para conseguir cigarros

18/1/06 19:04  
Blogger Magda de los devastados said...

Y así pasa la vida no más, qué se va a hacer?.
En Av la Paz...¿habrá Paz?, está la Morgue, el Psiquiátrico, La clínica psiquiátrica, la urgencia de un hospital y el cementerio...por descansar en Paz será?.
Un beso para C.

19/1/06 22:58  
Blogger zzzz said...

se me hace dificil decir cosas ante textos como este. Me recuerdas a ciertas voces y ciertas letras y ciertos dolores incrustados en ciertos libros. Pero la torpeza predomina, en mi digo, y bueno, nada, un agrado un gusto, un placer, todas esas categorías en el leer cuando aparece y desaparece el encanto.
Muchos saludos a c.
Pd: algun ´día si logramos hacer coherente un collage, tendremoste a ti, entre manos pies y un ojo que bajo la lupa parece siempre una camara.

20/1/06 19:58  
Blogger zzzz said...

cpunto. muchas gracias por todas tus presencias, me alegra que seas una admirada presencia observante. abrazos.

21/1/06 00:23  

Publicar un comentario

<< Home