4.12.05

Esa manía , a veces

Image Hosted by ImageShack.us
Amasa con energía que pocas cosas te quedan por hacer, ya el día se te va entre las piernas, la caminata larga, las tiendas, los probadores estériles, cuevas para sentarse y mirar en espejos torcidos. Amasa y huele el pan, la levadura hace su trabajo, ese olor que te va a dejar a la cocina valdiviana con el ciprés en el fondo, la reja de madera llena de digüeñes se azota con el viento que te empuja la falda, el pelo, camino abajo te pierdes en un bosque que ya no existe, la bicicleta botada, las vacas pastan en medio de las nalcas, unos copihues sobreviven, moras negras en la mano negra. Llueve en Gral. Lagos, el río se va a salir, piensas, y te aprietas contra su espalda y entre sus piernas vas a flotar y llegarás a la otra orilla sana y libre, aunque el ventanal tiemble, qué importa si hay calor ahí, te hace leudar los pechos y el vientre, y la sonrisa, aunque compartas el baño con extraños, aunque comas acelga toda la semana que es más barato el atado entero, y sueñes con una taza de café o un chocolate.... apégate a ese pan, suave y tibio entre las manos, elástico entre los dedos que no hayan que hacer, unos con orégano, romero, sonríe, eso , sonríe, recuerda y prueba el pan, siéntate ahí, la silla del patio todo verde, a mordiscos. Qué bien sabe este amasijo en la boca.

10 Comments:

Blogger javisanfeliu said...

....
rico

4/12/05 15:55  
Blogger Elisa de Cremona said...

me impresiona esta armazón llena de comas y puntos sucesivos... coherente, melodiosa y hasta tibia.
siempre tan buena querida C

4/12/05 16:32  
Blogger Magda de los devastados said...

Me llevo el olor a orégano y romero, me voy sonriente, gracias linda C., que estés bien.

4/12/05 17:51  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno said...

Gracias... me transporté por un momento a aquellas lejanas tierras al sur de Chile, en mi caso fue Chiloé. Hace tanto tiempo que no voy... hace tanto tiempo que no estoy... que no soy parte de esos antivalles alhajados por cauces torrentosos, truchosos y por tanto tiempo observados por esos rojos bosques de arrayanes. Un mate amargo a la orilla de un día cualquiera, de preferencia una tarde que se hace noche inevitablemente aunque no quiera, algo de frío, algo de humedad, mucho de inmensidad, mucho de felicidad.

4/12/05 20:37  
Blogger zzzz said...

es raro... me da la sensación de un sur, plenamente sur, lleno de asfalto... como va eso? tal vez porque C. parece hecha de rascacielos y es tan urbana que tiene ojos en cada cristal de adoquinas o ruidos o departamentos o pequeños ilillos que cuelgan de una ilion a otra... y aun así con el sur ahí, en el medio... voz y presencia de la evocación, presencia desde ambos lados del espejo y que todo se contamina siempre por la propia manifestacion... que gracia la tuya
saludos.

4/12/05 21:58  
Blogger metileno said...

cariño, cómo soprprende usted, dónde se vende o se alquila el brebaje que le dieron de niña?
+ besos

4/12/05 21:59  
Blogger zzzz said...

rickman.... se me olvido... nadie puede hablar asi... tener esos ojos como de interperie, pero la voz, la voz... es que como uno no va a ser estilo de san sebastian recibiendo flechazos... imposible no ser cuando anda gente asi, bajando cualquier escalera.

4/12/05 22:41  
Blogger Roberto said...

¿Cuál era la manía de ella?
¿Comer algo del pan que amasaba?
¿Recordar?
¿Soñar?

5/12/05 16:02  
Blogger El Pelado Sarlanga said...

hola!

hoy tuve muchas ganas de verte

6/12/05 17:12  
Blogger DINOBAT said...

Interesante el blog!, no hay nada más interesante que las manías insertas en la mente de un ser humano, dignas de estudio y capaces de acabar con una vida hay que amar a las manías, estaré pasando, saludos,


JD

6/12/05 20:51  

Publicar un comentario

<< Home